Los sistemas de videovigilancia son herramientas imprescindibles en la vigilancia perimetral de una propiedad. Con ellos es posible tener un control absoluto del tránsito en un área determinada, así como también detectar cualquier movimiento o incursión anormal, en cualquier momento del día y de la noche.   

Las primeras tecnologías de circuitos cerrados de televisión fueron usadas alrededor de 1942, para usos exclusivamente bélicos. Con ellos se monitoreaban el lanzamiento de misiles, a larga distancia. Posteriormente, el ejército de USA desarrolló tecnología de video vigilancia para hacer pruebas con armas atómicas, desde un área alejada y segura.

Durante los diez años siguientes se utilizaron este tipo de sistemas para uso particular en empresas, sin embargo, la posibilidad de poder grabar las imágenes se desarrolló hasta el año 1951, cuando aparece la primera grabadora y almacenadora de imágenes continuas, en una cinta de video VTR.  

Ya para entonces, los sistemas de videovigilancia eran utilizados en los almacenes de empresas privadas, así como en sucursales bancarias. La tasa de criminalidad ciertamente no bajó (o al menos no se ha demostrado) pero fue una herramienta muy útil para capturar a los delincuentes, que en su momento ni siquiera estaban enterados de esta tecnología.  

Si quieres saber más acerca de este tema, escríbenos a: cdalarmas@prodigy.net.mx