En estos tiempos en los que la seguridad de nuestras familias y nuestro patrimonio está vulnerada por la delincuencia, existe una gran variedad de alarmas residenciales. Lo principal que se debe tomar en cuenta antes de elegir un sistema de alarma es determinar qué queremos proteger. Así, podremos elegir entre las alarmas para casas, terrenos, bodegas, negocios, etc.  

Lo más recomendable es que un experto realice un estudio de seguridad para conocer lo puntos débiles del inmueble, así como también, el tipo y la cantidad de componentes o accesorios de la alarma que se va a instalar. Lo importante es conocer las necesidades concretas de cada cliente.

Las alarmas residenciales más comunes son:  

  • Alarma convencional (dispositivo sonoro)
  • Alarma conectada a la Central Receptora de Alarmas (CRA)
  • Seguridad perimetral para tu hogar
  • Alarmas de grado 3 para negocios y empresas (cuenta con un circuito cerrado de televisión)